Buscar
  • Arturo Saldivar

Mi último concierto antes de la pandemia.

Si alguien me hubiera dicho que el 6 de marzo del 2020 sería mi último concierto y que además sería viendo a uno de mis cantantes favoritos, evidentemente lo habría tirado de loco, pero bien dicen que la ficción muchas veces supera a la realidad.

Un par de días antes del concierto, estaba iniciando mi día a punto de salir a la oficina y por fin había podido dejar de pensar en que no iría a uno de los conciertos que más he esperado, pero no contaba con que un amigo me enviaría un mensaje ni con que sólo bastó con un “buen día amigo, oye, ¿vas a ir a ver a Billy Joel? para que de nuevo las voces en mi mente se hicieran presentes diciéndome que era imposible perderme la despedida en la Ciudad de México del legendario Billy. No mentiré, “Gracias, pinche Ney”, fue lo primero que dije; mi respuesta fue que estaba esperando recibir alguna noticia de los descuentos que podrían conseguirme por que no quería pagar tanto dinero (ya que estaban demasiado caros), acordamos avisarnos si es que sabíamos algo y no pasaron más de 5 horas cuando un amigo del medio me estaba dando la noticia de que muy probablemente los boletos saldrían en el famoso jueves 2X1, así que sin más esperamos pacientemente hasta la media noche con la esperanza de encontrar la promoción y… ¡era cierto!, cedimos a la tentación y los compramos. Veríamos a Billy, y no sólo eso, lo veríamos en una zona privilegiada.

Llegó el día del concierto y amaneció nublado, revisé en el teléfono el pronóstico del clima y me encontré con un triste 70% de lluvia, lo único que pude pensar fue “¡Maldita sea!, ojalá que no llueva.”

Al revisar los mensajes ya tenía un mensaje de mi amigo diciéndome que ya tenía el disco puesto y llevaba toda la mañana entrando en ambiente, por lo que yo procedí a lo mismo, no sin antes recomendarle uno de mis discos favoritos de Billy, “Live at Shea Stadium: The concert”. El día para mi sorpresa se pasó rápido y salí de mi casa con toda la actitud para encontrarnos antes del concierto e iniciar con unos buenos burritos y unas cervezas.

Fue una gran noche en la que me encontré con muchos amigos de la industria y conocidos que se dedican al mundo del entretenimiento, al parecer éramos de los pocos menores de 50 años, pero tengo que confesar que siempre me he considerado un alma vieja.

A las 9:30 las luces del Foro Sol lleno al 95% de su capacidad por fin se apagaron, y los gritos no se hicieron esperar, todas las personas a mi alrededor comenzaron a preparar sus celulares para grabar el inicio de una velada que duró aproximadamente dos horas. Hay pocas rolas que me hacen llorar como fanático de Star Wars viendo morir a la Princesa Leia y hoy tendría el gusto de escuchar una de ellas en vivo y cantada por su propio interprete, New York State of Mind, tan solo escuchar las primeras notas al piano de Billy supe que el boleto había valido cada maldito centavo y que sin duda se convertiría en uno de los conciertos más espectaculares que mis ojos han visto a los largo de varias etapas de mi vida.

La noche transcurría y el show cada vez entraba más en calor, menos Billy, ya que se detuvo y pidió una bufanda y gorro para el frío intenso que estaba haciendo en la capital, pero eso no lo detuvo para hacer un recorrido musical de toda su carrera para llegar así a “Piano Man” sin duda la canción más esperada de la noche, los asistentes comenzaron a cantar a todo pulmón acompañando a las talentosas manos de Billy Joel llevar la melodía de una de sus canciones predilectas, por un momento por un momento pensamos que este era el fin de esta increíble velada que se sabe que suele cerrar sus shows con esta canción, pero no, aún faltaba mucho más, nos estaba preparando para uno de los mejores cierres musicales que he visto en mi vida.

El músico neoyorkino con poco más de 70 años había logrado lo inesperado, un final magnífico con un manejo del micrófono que no había visto en otro músico, y dejarnos a todos con ganas de seguir la fiesta, por último cabe mencionar que la agrupación de músicos que lleva consigo a toda su gira son sin duda una de las mejores bandas mejor armadas que un escenario puede tener, larga vida a uno de mis artistas favoritos en la faz de la tierra, Billy Joel.



13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo